Cómo purgar tu radiador
31 enero, 2018
Consejos para disminuir tu factura de calefacción
14 febrero, 2018
Mostrar todo

Las chimeneas de gas

Las chimeneas de gas reducen los inconvenientes de las antiguas chimeneas, puesto que son más limpias, más cómodas, más seguras y precisan de un mantenimiento menor que las chimeneas “de toda la vida”.

Si eres primerizo en este tema, no te preocupes, porque te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre este tipo de chimeneas.

Es recomendable llevar un pequeño control. Si quieres conocer el consumo real de tu chimenea de gas, lo ideal sería llevar un pequeño control sobre su consumo durante los primeros días. De esta manera, se podría hacer un cálculo aproximado de su consumo por hora, ya que la factura tan sólo indicará un gasto extra.

Las chimeneas de gas poseen complejos mecanismos de seguridad con el objetivo de hacerlas más seguras. Por ello, las labores de mantenimiento son importantes y no debemos pasarlas por alto. A pesar de que no generan casi residuos, es recomendable la revisión por parte de un técnico al menos una vez al año. De esta forma, garantizamos y aumentamos la vida útil de nuestra chimenea y evitamos accidentes.

¡Y que no te engañe su aspecto! Las chimeneas de gas son otro electrodoméstico más, por lo que vienen con su manual de instrucciones, así que consérvalas. Como la mayoría, se pueden controlar desde un mando a distancia, una consola centralizada o incluso usando un Smartphone.

Pero, lo más importante, ¡disfruta! Relájate observando sus llamas, en buena compañía, leyendo un libro o mirando la tele. Las chimeneas de gas tienen el poder de aportar calidez y comodidad a una estancia… sobre todo mientras el diluvio universal inunda las calles.