Aerotermia
21 febrero, 2018
Día Mundial del Agua
22 marzo, 2018
Mostrar todo

Calefacción Híbrida

¿Conocías la calefacción híbrida? ¿Qué es? ¿Es rentable? En la publicación de hoy os lo aclaramos.

Los sistemas de calefacción híbridas están muy de moda, ya que, además de resultar “eco-friendly”, ayudan a reducir el gasto energético, y con ello, el gasto económico anual, cuidado así tanto el medio ambiente como el bolsillo. Esto ocurre así ya que el precio del combustible fósil y la electricidad no suele ser especialmente barato.

Este tipo de instalación reduce los costes de energía preservando el medio ambiente, siendo capaz, además, de adaptarse a las instalaciones actuales, combinando estratégicamente dos tipos distintos de energías: renovable y no renovable. Lo más habitual es hacerlo, por ejemplo, con una caldera de gasoil previamente instalada y una bomba de calor aerotérmica.

Siguiendo este ejemplo, podríamos cubrir en torno al 90% de las necesidades de calefacción y agua caliente de nuestra vivienda tan solo con la bomba de calor aerotérmica. El 10% restante quedaría para la utilización de la caldera previamente instalada, que quedaría como un gasto excepcional ante picos de consumo que puedan surgir a raíz de períodos puntuales de días de excesivo frío.

Como hemos dicho, el ahorro económico es consecuencia del ahorro energético; y este a su vez es sinónimo de una menor emisión de gases contaminantes. Es decir, la eficiencia y el alto rendimiento logrado por este sistema híbrido es lo que nos permite gastar menos calefacción y contaminar menos, reduciendo la cantidad de CO2 emitida a la atmósfera y contribuyendo así a la preservación de nuestro planeta.

Eso sí, es importante que la combinación de energía renovable y no renovable esté estudiada por un profesional del sector para asegurar el mejor rendimiento. Y también lo es que tengáis en cuenta que se trata de un tipo de instalación cuya inversión se rentabiliza al cabo de un tiempo.